Contenido Marketing

Tendencias Relacionadas

Después del Matrimonio

Amando la madera

Cuando hablamos de decoración es imposible dejar la madera fuera de nuestros recuerdos o pensamientos. Desde niños crecimos rodeados de ella, y muchos de nosotros incluso heredamos varios de estos muebles, que por generaciones han acompañado las casas de nuestras familias.


Desde la época romana hasta nuestros días, siempre la nobleza y la gente con más poder adquisitivo, ha invertido en la compra de muebles de ebanistería. Tanto la maleabilidad; como la versatilidad, el color y la resistencia de la madera, han hecho de este noble material, el gran protagonista de la decoración a lo largo de la historia. No debemos olvidar que incluso en el antiguo Egipto, la madera se comercializaba como un material de alto valor, que los ayudaba tanto en sus construcciones como en la creación de piezas únicas al tallar.


Volviendo a nuestra época, la madera al igual que otros materiales, es el fiel reflejo de la democratización y estandarización de los procesos productivos. Sin ir más lejos, el estilo nórdico del que tanto gustamos actualmente, es la prueba viviente de que a medida que pasan los años, el trabajo del material, responde a visión y percepción de lo que conocemos como belleza y equilibrio, destacando la simplicidad de la líneas, para acentual la forma y función de los objetos, sin tener que recurrir a la exageración en ellos.




Pero no solo de estética vive el hombre, si no de energía también; no es casualidad que el material nos guste tanto, si no que él es necesario en nuestra casa. Según el Feng shui, la madera funciona como un elemento de expansión, crecimiento y creatividad al interior de nuestros hogares.




En fin, a menos que seas un fiel creyente y practicante del Feng shui, no hay formula ni ley para usar la madera, pero si podemos orientarte a usarla de una buena manera. Tanto un mueble de estilo como un Luis XV, como unas sillas consejo de indias o etc; puede darle un poco de peso, glamour o historia a tu casa, ya que no hay que olvidar que muchos de estos muebles, rompen con la monotonía y limpieza de nuestros hogares de líneas simples.


Muy por el contrario, a veces la madera es un elemento que trae calidez y armonía a los espacios fríos y sin carácter, destacando que en ocasiones, es este mismo elemento el que logra conectar materiales que aún no conversan bien entre ellos.




Ya sea en un gran muro revestido, en unas lindas patas, un precioso mueble o simplemente en objetos de decoración, la madera es y será siempre nuestro material favorito. No importa que se imite, se talle, se corte o se pinte, por alguna u otra razón, siempre encontraremos este material al interior de nuestras casas y nunca dejaremos de sorprendernos de lo hábil y camaleónico que es para enamorarnos siempre de una manera diferente.





RECOMENDADOS PARA TI




¿Cuántas de ustedes aman la madera como nosotros? ¿Por qué?